PAPPO: “En Concierto” (Tonodisc 1984 /Reedicion Pinhead 2021)

Como ya contáramos en estas páginas (acá y acá) Riff implosionó tras los disturbios en su show de Ferro en diciembre del ’83, y cada uno de sus miembros emprendió nuevos caminos: Michel y Vitico comenzaron sus carreras solistas a los pocos meses, mientras que Boff armó su proyecto Boxer. La situación para Pappo sin embargo, era diferente ya que el Carpo tenía una carrera de más de una década al frente de Pappo’s Blues, la cual era una marca registrada a la que el guitarrista no quería regresar, pero de la que le resultaba muy difícil escapar. La solución al problema fueron los mismísimos miembros de Boxer: tanto Boff obviamente en guitarra, como el ex La Máquina y Vox Dei, Enrique Avellaneda en bajo y el ex El Reloj, Juan Locomotora Espósito en batería, prestaron sus servicios para un nuevo proyecto del Carpo: el festejo por sus quince años de carrera coronados en dos shows en el estadio Obras Sanitarias, los días 18 y 19 de mayo de 1984, para grabar un disco que por primera vez llevaría solo el nombre de Pappo, sin estar acompañado por el término Blues

“Pappo En Concierto” resultó en su momento una buena noticia para los fans del Carpo, ya que incluyó temas de toda su trayectoria: hay algo de Pappo’s Blues («Siempre Es Lo Mismo, Nena» y «El Brujo Y El Tiempo»), mucho de Aeroblus (“La Adivina», «Completamente Nervioso», «Tema Solísimo» y “Buen Tiempo”) pero casi nada de Riff (solo «Duro Invierno» y “A Varios Kilómetros De Aquí”, un tema que no llegó a formar parte de ningún disco de estudio); además de una original versión de «Todo El Día Me Pregunto», el clásico de Manal.

Indefectiblemente, la clave del disco está, por un lado en los temas nuevos: el pesadísimo “Triple Seis”, el instrumental blusero “Berkeley” y un extenso outtake de la época de Riff llamado “Esto No Conduce A Ningún Lugar” en plan Black Sabbath; y por el otro en el sonido que logra Pappo con sus nuevos compañeros, por momentos con una potencia que -doble bombo de Locomotora Espósito mediante- invariablemente remite a Motörhead, pero sin por eso perder prolijidad en el vertiginoso camino del vivo, destacándose además el acompañamiento de Avellaneda en las voces y la acostumbrada solidez de Boff sosteniendo todo el andamiaje rítmico.

A pesar de los buenos resultados artísticos, la inestabilidad de Pappo lo llevaría al año siguiente a reencontrarse con Vitico y darle una nueva oportunidad a Riff (esta vez sin Michel que estaba en Europa y sin Boff que decidió continuar con Boxer con quienes debutaría discográficamente recién en 1986, para luego volver a reunirse con Pappo en el proyecto de Hoy No Es Hoy), lo que hizo que este “Pappo En Concierto” quedara perdido en el tiempo, aunque venerado por los fanáticos coleccionistas que pagaban fortunas en los sitios de venta online.

Afortunadamente, esta reciente reedición en vinilo, CD y streaming -a instancias del sello especializado en punk y metal Pinhead Records-, le hace justicia al material, con una lograda remasterización que permite apreciar los detalles, y una cuidada puesta a punto del arte gráfico, volviendo a poner en valor un disco injustamente perdido en el (buen) tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here