Avantasia – Teatro Flores – 31/05/2019

Por Noelia Adamo

Una vez más el supergrupo AVANTASIA desembarcó en Buenos Aires para dar cátedra de lo que es hacer un espectáculo en el marco del Moonglow World Tour 2019. La presentación de su último trabajo Moonglow (2019) el viernes 31 de mayo en el Teatro Flores nos dejó extasiados y queremos contarles a todos cómo fue este imperdible concierto.

Es una historia conocida la de AVANTASIA: con el advenimiento del nuevo milenio, Tobías Sammet , un muchachín de 21 años cantante de una banda de power metal de renombre (Edguy) decidió darle forma a un proyecto más ambicioso que contara una historia de fantasía, con músicos de renombre invitados. En un principio Avantasia estaba pensado para dos discos “The Metal Opera” (2001) y “The Metal Opera Part II” (2002), material que fue aclamado por la crítica especializada y el público, quienes ansiaban la continuidad del proyecto, lo que llevó a Sammet a continuar con el grupo que, con el correr de los años, fue tomando cada vez más fuerza cobrando prioridad por sobre Edguy, y sumando a importantes invitados como Alice Cooper, Kai Hansen (Helloween), Dee Snider (Twisted Sister), Sharon den Adel (Within Temptation), André Matos (Angra), y Klaus Maine (Scorpions)… y la larga lista sigue.

Como adelantamos en la entrevista que hicimos con Tobias, para la fecha en Flores se venía una formación contundente: Oliver Hartman en voces y guitarra, Miro Rodenberg en teclados, en la otra guitarra Sacha Paeth, Felix Bohnke en batería y Andre Neygenfind en el bajo. En los coros y por momentos también en voces principales estuvieron Herbie Langhans y Adrienne Cowan. Y por último lo más esperado: el line up de voces principales con Eric Martin, Geoff Tate, Jorn Lande y Ronnie Atkins.

Para abrir la velada fueron invitados los Ariadna Project, quienes, con sólo dos músicos en escena, el cantante Emmanuel Gerbam y el guitarrista Rodrigo Gudiña, presentaron un set acústico digno de su versatilidad, logrando capturar la atención de las personas que iban llegando al lugar para lentamente ir colmando el recinto. Quienes los hemos visto en vivo sabemos que la banda, ya sea en su versión reducida y acústica o en su versión completa y eléctrica tienen mucho para ofrecer y son de los grupos más destacados del power metal local.

Si algo quedó claro en la noche del viernes 31 de mayo, fue que el de Avantasia es un show excelente, y le pasa por arriba a cualquier inconveniente técnico que pudiera surgir, gracias al oficio de Sammet, quien cumplió a la perfección el rol de maestro de ceremonias.

El concierto duró un poco más de tres horas y media, debido a problemas eléctricos y sonoros en el escenario, los cuales fastidiaron a Tobi, quien no lograba escuchar el retorno para el arranque con “Ghost in the Moon”, por lo que todos los músicos decidieron bajarse del escenario hasta que esté arreglado. Este parate permitió algo que se iba a dar como una constante de la noche: el público argentino cantando su amor por la banda, ante la mirada atónita de los músicos ante la energía que provenía desde abajo del escenario

Cuando el show se reanudó, quedó en claro que Sammet sabe equilibrar su rol de protagonista logrando capitalizar las presencias de sus compañeros e invitados brindándole a cada uno su lugar y momento de preeminencia correspondiente. Es elocuente, entretenido y hasta mordaz, ya que cada vez que se presentó un inconveniente, mantuvo al público entretenido con comentarios como “somos demasiado poderosos para este lugar” o “esto no es profesional, pero no estamos acá para ser profesionales, sino para entretenerlos”. Si bien con el correr de la noche el sonido fue mejorando, llegó a ser excelente y en algunos lugares del recinto, la diferencia era notable, se escuchaba bastante mejor adelante o en el palco de arriba.

Ya para la segunda canción, “Starlight” contamos con un peso pesado, el enorme Ronnie Atkins (Pretty Maids) de extensa carrera, quien se lo vio feliz de formar parte de lo que ellos mismos llaman “la familia Avantasia”. Y esto es muy notorio, la química que el danés tiene con todos en el escenario es llamativa y su voz hardrockera es hipnótica. Un gran momento fue cuando interpretó junto a Adrienne Cowan la pesada “Book of Shallows”, quien resultó en mi opinión lo mejor de la noche, ya que la versátil cantante demostró una intensidad y un talento dignos de ser reconocidos, haciéndose cargo de las partes de Mille Petrozza de Kreator y dejándonos atónitos con sus voces guturales, las cuales volveríamos a escuchar a lo largo de la noche, además de desenvolverse con sus voces limpias como en la dulce “Farewell”.

Momentos especiales vivió también Jorn Lande, quien estaba festejando su cumpleaños arriba del escenario, y la concurrencia le dio un cálido recibimiento apenas puso un pie en él. Quienes hemos seguido su trayectoria, sabemos que el noruego tiene una voz privilegiada y que siempre es una clase magistral escucharlo, y por supuesto, no nos decepcionamos. Su primera aparición se dio para “The Raven Child”, el single de doce minutos de “Moonglow”, y siguió con “Lucifer”, el primer clásico de la noche. Si bien de todos los invitados Lande es el que se muestra más tímido sobre el escenario, su talento es innegable, como también lo es su color de voz que nos recuerda al gran Ronnie James Dio, y más allá de su pudorosa postura, se permitió bromear con sus compañeros en varios momentos del show.

Una de las presencias más esperadas era la de Geoff Tate, quien se hizo cargo de “Alchemy” e “Invincible” exhibiendo una calidad y una precisión interpretativa insoslayables. Además, más tarde en la noche, después de contar cómo había sido su acercamiento a la banda a través de la recomendación de un amigo, dijo que esta canción era lo primero que había escuchado dio lugar a uno de los momentos más intensos del show entonando a dúo con Sammet, el potente clásico “Avantasia”, el cual fue de lo más celebrado por la concurrencia.

No está de más subrayar a Oliver Hartmann como vocalista, quien destacó cuando se hizo cargo junto a Tobias de otro de los momentos claves del show: “Reach Out For The Light”, en donde nadie pareció extrañar a Kiske.

Para la mitad del set, la vara de la intensidad estaba altísima, y llegó uno de los momentos más esperados: la ineludible presencia de Eric Martin sobre el escenario. Lo del cantante de Mr. Big fue descomunal. No sólo fue capaz de desplegarse con elegancia y maestría como voz invitada, sino que además se hizo cargo del rol de partenaire de Sammet en cada una de sus intervenciones, que fueron desde lo hilarante hasta lo bizarro. Sin dudas los momentos más divertidos del show lo tuvieron a Eric como protagonista. No es casual que haya sido el elegido para interpretar la poderosa versión del clásico ochentoso “Maniac” de Michael Sembello, que desató una celebradísima locura pop en todos los presentes, ante la cual Sammet se encargó de aclarar que lo hacían porque podían y querían, a fin de sacarle un poco de solemnidad y prejuicio al metal. Eric también se haría cargo de “Dying for an Angel” y “The Story Ain’t Over” en las cuales se lo pudo apreciar su capacidad vocal, la cual puede abarcar tanto melodías poperas como metálicas, sin inconveniente alguno y con un gran carisma.

Sobre la hora final del show empezaron a aparecer los cruzamientos vocales y las canciones más clásicas de la banda. La dupla Martin/Lande nos deleitó con “Promise Land”, mientras que la intensa “Twisted Mind” con Martin y Tate dejó a todos sin aliento. El cierre del show fue descomunal con “Sing of the Cross / The Seven Angels” en la que todos los vocalistas subieron al escenario para darle un final épico a una noche impecable.

Más allá de los problemas técnicos que existieron, el espectáculo fue grandioso. Ver a Avantasia en vivo es una fiesta imperdible. La sensación de satisfacción que nos quedó será difícil de empatar para quienes presenciamos este recital: más de tres horas de show intenso, de calidad altísima e innegable y de puro entretenimiento hicieron de este concierto una de las mejores propuestas de lo que se ha visto en el año en materia de shows internacionales. Que se repita las veces que quieran.

AGRADECIMIENTOS: Gaby Sisti Press

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here