Por Diego Villares

Fotos: Paula Andersen

La escena nacional ha pasado por múltiples etapas y en su momento de esplendor masivo dejó alta la vara, aunque esto no sea un obstáculo para las nuevas  propuestas, tanto desde el punto creativo, virtuoso y novedoso. Es por eso que, de un tiempo a esta parte, la movida nacional no nos deja de presentar bandas de gran nivel para descubrir, sobre todo en las presentaciones en vivo, que es donde la realidad no puede ocultarse ni maquillarse.

De esta manera, y con la premisa analítica por delante, que nos dirigimos hacia un nuevo lugar: The Other Place, una plaza de las más interesantes a nivel edilicio que nos haya tocado pisar en los últimos años. Un sitio con una apuesta grande, de espacios más que cómodos, que permite tanto organizar eventos a nivel macro como lograr la intimidad de un show en un ambiente de bar muy rockero y confortable. Este fue el sitio elegido para llevar adelante la segunda edición del Metalum Fest, que presentó un line up más que interesante, con cinco excelentes bandas con estilos similares, lo que promete  continuar sentando precedente.

El puntapié inicial lo daría Isidris, la banda de power metal formada en 2015 a quienes no pudimos llegar a ver, pero  que, según los presentes, dio un formidable set ligado a los consabidos yeites del estilo.

A continuación llegaría Cernunnos, banda de folk metal formada en 2012, quienes mostraron a las claras la pasión que profesan por el estilo. Los siete integrantes del combo, a pesar de su juventud, hicieron gala de una gran experiencia, no solo arriba del escenario con su vestuario de túnicas oscuras, sino también en la calidad musical de la banda. Voces guturales, violines y el mejor clima folk, hicieron del set un momento más que interesante, para volver a compartir cerveza en mano y mojando barbas.

Posteriormente llegó el turno de Infinity,  la banda liderada por el legendario Beto Vázquez, un histórico de la escena nacional, quien ha tenido la oportunidad de codearse con los más renombrados referentes del género a nivel mundial, con grandes trabajos de estudio. Su set elevó en un santiamén el nivel artístico de la noche gracias al talento de su vocalista principal Brunella Bolocco Boye, quien se dedicó a llenar cada espacio con bellas melodías, dejando boquiabierto a más de uno, siendo acompañada y logrando tremendas armonizaciones por la también tecladista Daiana Benitez

Pasada la media noche se hizo presente la frutilla del postre, los legendarios Azeroth, que estaban de regreso, no solo con nueva formación y disco, sino además con una gran puesta en escena que remitió a su gran disco de estudio “Más Allá Del Caos”, de 2017, el cual también cuenta con su versión en inglés.  La banda salió a dar cátedra de profesionalismo, buenas melodías, virtuosismo supremo, un sonido demoledor y un entendimiento entre sus integrantes, que dio gusto presenciar.

Y si hay algo que se debe destacar de esta nueva etapa, es la incorporación de Ignacio Rodríguez, quien no solo fue capaz de entonar las piezas del último disco tal como si fuese una perfecta reproducción, sino que también demostró ser un eximio guitarrista completando musicalmente el trabajo de la banda.

La performance de Azeroth superó ampliamente las expectativas, en todo sentido, tanto sonoro como visual, demostrando que son una banda profesional y con una propuesta honesta tanto en estudio, como arriba del escenario.

Y finalmente lego el cierre de la mano de Ariadna Proyect, otros de los máximos referentes de power metal argentino, de esas bandas con estribillos coreables, para cantar con el puño en alto. Todo esto comandado por el alto registro vocal de Emma Gerbam (otro de los inmensos cantantes de la noche), y el virtuosismo y sutileza de la guitarra de Rodrigo Gudiña.

La banda dio un set descomunal, de esos que uno disfruta ver, con cada una de las canciones festejadas por el público presente. Sin embargo, el final de la noche nos llevó al momento cumbre del festival,  cuando se hizo presente Ignacio de Azeroth para cantar junto a Emma «Las Sombras Quedarán Atrás», generando un festejo powermetálico en el público, poniedo fin a una noche que advierte, no solo que estamos en presencia de gran calidad de músicos dentro de nuestra escena, sino que contamos con una camada de productores que se toma las cosas muy en serio.

Agradecemos a Gabriel Columbus, Paula Andersen y Tomás Burrows, por la invitación y el excelente trato

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here