En un 17 de septiembre como este pero de 1978, Queen filmó el atrevido videoclip de su recordada canción “Bicycle Race», que fue lanzada como single el 13 de octubre aquel año y que causó no pocas discusiones, polémicas y controversias en su momento. Hoy, a 42 años de aquella gesta, les contamos la verdad desnuda de esta canción, de aquel video… y de la memorable carrera que la banda montó para promocionarlo.

En 1977, Queen era posiblemente la banda de rock más grande del mundo gracias a éxitos internacionales como “Killer Queen”, “Bohemian Rhapsody”, “Somebody To Love”, “We Are The Champions” y “We Will Rock You”, por mencionar solo algunos. El cuarteto británico había logrado entrar en los primeros lugares de los charts estadounidenses y la idea era continuar ganando terreno, además de crecer musicalmente. Para grabar su siguiente y séptimo álbum, el memorable “Jazz”, que además de ser un éxito de ventas significó un paso adelante en la evolución del sonido del grupo, Mercury, May, Taylor y Deacon se empeñaron en escribir dos canciones que fueran todo un éxito, tal como lo habían sido el año anterior “We Are The Champions” y “We Will Rock You” en el Nuevo Mundo. Fue así que, llegado el momento de grabar, el grupo se trasladó a Francia, en parte para esquivar los altos impuestos –un 98%- que debían pagar de hacerlo en Inglaterra, y de ahí a Suiza.

Mercury en los Mountain Studios, revisando números: “Los impuestos en Inglaterra nos van a terminar dejando en bolas… un momento, ¿en bolas dije? ¡Creo que tengo una idea para el video!”

La leyenda dice que el vocalista Freddie Mercury se inspiró en el pelotón que lideraba la 18º etapa del famoso Tour de Francia, al cual vio pasar a toda velocidad desde la ventana de su hotel en Montreux, donde la banda estaba grabando “Jazz” en los Mountain Studios. Tras observar y vibrar con ese espectáculo ciclístico-deportivo de fama mundial, Mercury empezó de inmediato a escribir una canción que hablara sobre bicicletas… “Bicycle Race” comienza con un estribillo sin instrumentos, al cual le siguen dos versos conectados por un puente musical, ambos seguidos por el estribillo. Hacia la mitad del tema hay un solo tocado con numerosos timbres de bicicleta; viene a cuento mencionar que las bicicleterías inglesas hacían a los proveedores un pedido extra de estos timbres, ya que cuando Queen tocaba en las inmediaciones los mismos se agotaban, porque la gente los llevaba a los shows (¡!). Volviendo a la canción, esta tiene una inusual progresión de acordes con numerosas modulaciones, un cambio de métrica (de 4/4 a 6/8) y armonías vocales y musicales grabadas en numerosos canales.

El poster de la polémica, sin censura

¿Y la letra? Mercury no era ajeno a metáforas políticas, pero Bicycle Race tiene un borde surrealista que es extraño, incluso para los estándares de Queen.  La canción se pasea por frases muy irónicas que incluyen a varios personajes, referencias culturales y episodios históricos de los 70: se habla de religión, Star Wars, Watergate, Peter Pan, Frankenstein, Superman, John Wayne, drogas y la guerra de Vietnam, entre otros detalles. La letra incluye las exclamaciones “Hot dog!” y “Cool it, man!”. Por otro lado, Brian May afirma que de ningún modo la letra era un retrato autobiográfico de Mercury y que el cantante no era particularmente un fan del ciclismo, aunque remarca que a pesar de lo que escribió, Mercury sí era fan de “Star Wars”. La canción hace referencia al tema “Fat Bottomed Girls” con la frase “fat bottomed girls, they’ll be riding today” (“chicas culonas, hoy estarán pedaleando”). “Fat Bottomed Girls” devuelve la gentileza con la frase, “Get on your bikes and ride!” (“¡Suban a sus bicis y pedaleen!”). Ambos temas salieron juntos en un single de doble lado A. Tras escribir la canción, Freddie decidió promocionarla con algo que saliera de lo habitual… y lo logró con creces. El vocalista de Queen tomó el toro por las astas y llamó al director Dennis De Vallance, a quien le dijo que quería que la canción tuviera un videoclip que incluyera una carrera ciclística femenina, pero –y aquí viene el detalle fundamental- todas las participantes debían correr desnudas (!), para asegurarse que el clip atrajera sí o sí la atención de los medios.

«Ufa che, tanta historia, yo también aparezco en topless y nadie dice nada», se queja Mercury

Con esa premisa, el director citó a 65 modelos y les pidió que se sacaran la ropa y se subieran a sus bicicletas, alquiladas por la producción de la banda, para luego empezar una carrera dentro del Wimbledon Greyhound Stadium. Mientras las hermosas chicas corrían en sus bicicletas, de Vallance grabó el 17 de septiembre de 1978 sin sospechar quizá que esas imágenes pasarían a la historia como uno de los momentos más polémicos del rock. Porque claro, esta inusual, artística, llamativa y –para la época- escandalosa performance fue muy criticada por los sectores más conservadores de Inglaterra, cuyas quejas y demandas legales fueron un golpe duro para la banda. En Queen estaban sorprendidos, ya que en esa semana y debido al video, hubo varias protestas e incluso la empresa Halfords -que había alquilado sus bicicletas para la filmación- reclamó que la banda pagara el cambio de los sillines, alegando que se les había dado un uso “poco higiénico” (!). Los fans de las bicis notarán la obscena cantidad de bicicletas de acero encuadradas que se usaron en el video, la mayoría de las cuales eran clásicas bicis de carrera de 10 velocidades. Las damas favorecieron la marca Campagnolo con marcos hechos por Gitane, Peugeot, Raleigh y Colnago.

El single de la polémica, con censura

El mismo día en que filmaron el video para “Fat Bottomed Girls”, Queen y De Vallance también grabaron tomas en vivo en el Convention Center de Dallas, Texas, para incluirlas en el video de “Bicycle Race”. Pero al ver el material la calidad no los convenció y lo archivaron, eligiendo entonces crear un collage de imágenes mechado con tomas de su peculiar carrera de bicicletas. El video fue originalmente prohibido y posteriormente reeditado con efectos especiales añadidos para censurar los ofensivísimos desnudos. Para colmo, la edición del single no hizo más que echar leña al fuego: hubo una gran reacción cuando Queen lanzó afiches promocionales con la tapa del single, que mostraba a una chica montada en su bicicleta, desnuda y de espaldas.

Queen en Dallas, Texas: a Mercury lo delata el sombrero

Los miembros del grupo se lo tomaron todo con la debida flema británica y por supuesto, con irónico humor: “La gente piensa que nos tomamos mucho más en serio de lo que realmente lo hacemos”, dijo el baterista Roger Taylor en una conferencia de prensa. Mercury fue más allá y dijo del afiche: “Es descarado – picaresco quizá, pero no lascivo. Algunas disquerías, saben, no van a mostrar nuestro poster.  Supongo que hay gente a quienes no les gusta mirar a damas desnudas”…. La tapa del single terminó retocándose muy burdamente con el agregado de una bombachita tipo bikini; en algunas ediciones de EE.UU., incluso se agregó un corpiño (!), no fuera a ser cosa. En cuanto al álbum, este incluyó un poster de las chicas en sus bicicletas; como algunos negocios se rehusaban a venderlo, la solución fue hacer una edición especial sin el poster, aunque los fans que así lo desearan podían pedirlo por correo.

El poster que venía junto al disco, sin censura y en todo su esplendor

Pese a toda la polémica, Queen llegó  a lo mas alto de los charts en todo el mundo. En noviembre del ‘78 la canción llegaba al puesto #12 del UK Singles charts y se mantuvo ahí por casi 11 semanas. Mientras tanto, en Estados Unidos la canción alcanzaba el puesto #24 del Billboard Hot 100, lo que fue muy valorado por la banda; ese mismo mes Queen recreó el video en vivo en un concierto en el Madison Square Garden, cuando asomaron algunas mujeres ligerísimas de ropa, conduciendo sus bicicletas por todo el escenario.

Freddie da la señal de largada en el Madison Square Garden: o tempora, o mores

El éxito de la canción se repitió en toda Europa; irónicamente, la letra del tema no dice nada respecto al ganador de la carrera que la inspiró. El año en que Freddy Mercury compuso su hit se producía un histórico cambio de ciclo (nunca mejor dicho) en el ciclismo mundia: si el de 1977 fue el último que corrió el famoso Eddy Merckx, el de 1978 fue el primero que ganó Bernard Hinault… pero esa es otra historia: les dejamos la de hoy junto a estas versiones del famoso video (con y sin censura y un documental) para que descubran, disfruten y compartan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here