Ya no es sorpresa: cada tanto, alguna de nuestras bandas o artistas favoritos del rock argento se descuelga -en vivo, en un álbum o en algún programa de TV o radio- con algún cover de sus artistas extranjeros favoritos; en general, el nivel del inglés usado en estos casos deja mucho que desear… ¿pero qué pasa cuando un músico angloparlante se decide a grabar en castellano? Recopilamos veinte de los ejemplos más resonantes para comprobarlo y aquí se los mostramos.

1. MADNESS – “Un Paso Adelante” (“One Step Beyond”): “One Step Beyond”, además de dotar de fama y prestigio internacional al grupo británico Madness a finales de 1979, supuso el reverdecimiento del movimiento ska. Se trata de la adaptación de un tema del jamaiquino Prince Buster que Madness usó (con permiso, claro) para relanzar al viejo ska llegado del Caribe, combinando una melodía divertida, acelerada, bailable, con toques de pop de cabaret y de garaje. Había nacido el sonido chiflado que la propia banda denominó “nutty sound”. El single llegó al tercer puesto del ranking UK y permaneció allí 78 semanas. Su éxito radicó en que era un tema más cercano al pop que al reggae, aunque impregnado del optimismo rastafari. Producido por Clive Langer y Alan Winstanley, “One…” trasladó su repercusión al resto del Viejo Continente, aunque no funcionó en EE.UU. Tal vez con este traspié en mente, el grupo fue a los Eden Studios el 30/6/1980 y grabó una versión en italiano (“Un Passo Avanti”) y otra en español, cantada por Chas Smash y llamada “Un Paso Adelante”; esta decisión también se tomó porque muchas canciones inglesas de la época eran versionadas por el español Luis Cobos, y los Madness quisieron ganarle de mano. Los invitamos a dar un paso adelante entonces y disfrutar “del rock cañero de Madness” (sic) en este poco conocido video del programa de la tele española “Aplauso” (1980)… y que la Real Academia los ampare.

2. JOHNNY CASH “Fuego d’Amor” (“Ring Of Fire”): Johnny Cash (1932-2003) tuvo un exitazo en su país con “Ring Of Fire”, tema que en 1963 fue nro. 1 en el ranking country y llegó al nro. 17 en la lista de música pop. A través de los años, este tema demostró tener magia por varias razones: en primer lugar, su vida emocional (habla de la atracción prohibida entre JC y su futura mujer June Carter, por entonces casados con otras personas); en segundo, suena diferente, con sus trompetas mariachis que inspiraron a Cash en un sueño; finalmente, resistió el paso del tiempo y fue versionada por Blondie, Zappa, Grace Jones, Social Distortion y un largo etcétera. La conexión de Cash con el mundo hispanoparlante nace en Alemania, como su propia carrera: allí formó su primera banda, The Landsberg Barbarians, mientras hacía el servicio militar en la Fuerza Aérea. El alemán fue el primer idioma en que cantó luego del inglés, grabando algunos temas en 1959; al año siguiente amplió su repertorio germano y se dio el lujo de sumar dos versiones en castellano, “El Matador” y “Fuego d’Amor” (“Ring Of Fire, claro), que sólo aparecieron en compilados editados fuera de EE.UU., como “Anillo De Fuego”, distribuido por el sello CBS con la leyenda “Johnny Cash canta en español”. ¿Pero lo hacía bien? Escuchen, despejen sus dudas y nos cuentan.

3. DAVID LEE ROTH “Loco Del Calor” (“Crazy From The Heat”): Lanzado en 1986, “Eat ‘Em and Smile” (“Cómelos y sonríe”) fue el álbum debut como solista del músico estadounidense David Lee Roth. Paradigma absoluto de esta lista y de la segunda mitad de los 80, este disco mostraba a Roth al tope de sus posibilidades y libre de la contra permanente de los hermanos Van Halen (de cuya banda se había alejado) para crear y divertirse a su gusto, cosa que hizo junto a músicos espectaculares como el inefable Steve Vai, el bajista Billy Sheehan y el batero Greg Bissonette. Como para reforzar esta impresión, el álbum tuvo una versión extra llamada “Sonrisa Salvaje”, grabada íntegramente en castellano. Esto pasó porque Sheehan le contó a Roth que la mitad de la población de México tenía por entonces entre 18 y 27 años, y sería la audiencia perfecta para “Eat ‘Em…” si pudieran entender las letras. Roth no necesitó mucho empuje: “Fui a escuelas primarias y secundarias que tenían un 95% de negros y latinos. Conozco el alfabeto en lenguaje pandillero de signos, hablo español y portugués. Tengo una fascinación por el sur de la frontera, cualquier cosa rítmica”. Pese a todo, las canciones traducidas sonaban raras (por decirlo suavemente) en esa suerte de “gringo spanish” y “Sonrisa…” se fue a pique, permaneciendo años fuera de catálogo hasta su reciente reedición. De todos modos, para Roth “no necesitás hablar inglés para entender lo que canto. No tenés que ser un fan del rock and roll para apreciar mi show. Ni siquiera necesitás el oído. Nuestro sector de sordos siempre está lleno. Pero somos aquellos que te vendieron la rumba de Ricky Ricardo en ‘Jamie’s Cryin’ y ‘Dance The Night Away’. Eso es puro Santana… hablo español fluido. Puedo meterme totalmente en problemas tanto en español como en portugués”… Denle play y vuélvanse locos con la pronunciación, la traducción, la filmación y todo el concepto. Que está heniallll.

4. MICHAEL JACKSON “Todo Mi Amor Eres Tú” (“I Can’t Stop Lovin’ You”): Esta canción (Literalmente “No puedo parar de amarte”) es una balada cantada a dúo por Michael Jackson (su autor) y Siedah Garrett, y fue el primero de los cinco singles del álbum “Bad” (1987) del recordado cantante en alcanzar el primer puesto en el ranking Billboard de aquel año. El famoso cantante panameño Rubén Blades tuvo a su cargo la adaptación al español de este tema, con el título “Todo Mi Amor Eres Tú” (y sí, difiere del original, pero mientras haya amor…), y participó en la grabación que se hizo en Los Angeles, junto a los productores Quincy Jones y Humberto Gatica. El autor de “Pedro Navaja” contó que “Quincy me llamó y me contó que Michael quería cantar en español y que necesitaba que colaborara con él en eso. Trabajé con Michael tres días; fue muy buen alumno, tranquilo, sumamente profesional al margen de sus excentricidades y sus problemas, como profesional lo encontré sumamente preparado”. Blades agrega que esta versión en español “la cantó tan bien que cuando llevó la versión a la discográfica se pensó que no iban a creer que era él cantando”. Los resultados están a la vista… o a los oídos.

5. THE POLICE “De Do Do Do De Da Da Da”: Uno de los singles más populares del álbum “Zenyatta Mondatta” (1980), este pegadizo tema de The Police tuvo su versión castellana en 1995, como parte del compilado “Stars In Spanish”, que incluía a distintos artistas (Bryan Adams, Scorpions, Sting, Zucchero, Bon Jovi, Santana, etc.) haciendo sus temas en español. Este del trío británico, bueno… mantiene el gancho y el ritmo, pero la letra suena tontita, impresión reforzada por la voz de gringo que aporta el carilindo Sting. Es cu cu chen, y cuen ten nós.

6. BECK “Burro” (“Jackass”): “Burro” no es otra cosa que el tema “Jack-ass” del álbum “Odelay” (1996), hecho al estilo mariachi con una banda mariachi, Los Camperos de Nati Cana (que actuaban en un restaurante mexicano) y con la letra cantada en español. El bueno de Beck, que junto a su hermano Channing se crió como el único pibe blanco de un barrio de mexicanos en Los Angeles, comentó que “traté de cantarla lo más simple que pude, pero me dejé llevar. Terminé sonando como Mario Lanza (N. famoso cantante latino de ópera)“. La adaptación al castellano que hizo el cantante contó con la ayuda de su hermano y su padre, David Campbell, hizo los arreglos en la performance de los mariachis… ¡Lo primero es la familia!

7. BLONDIE “Llámame” (“Call Me”): Esta canción de Blondie lanzada como single fue un hitazo de éxito descomunal en 1980 (fue nro. 1 durante seis semanas al hilo), entre otros motivos porque fue el tema principal del soundtrack de la peli “American Gigolo”, que supuso el lanzamiento a la fama del actor Richard Gere. En un principio, el productor italiano Giorgio Moroder (a cargo de la banda de sonido) pensó en Stevie Nicks y Fleetwood Mac para componer este tema, pero no se pudo por problemas contractuales y ahí convocó -o mejor dicho, llamó- a Debbie Harry y a Blondie. Moroder le pasó una pista instrumental y le pidió a la rubia que escribiera la letra y la melodía, cosa que hizo en pocas horas. El tema fue luego grabado por la banda con producción de Moroder. Llamativamente, el puente de la versión original en inglés también incluye a Harry diciendo “Call Me” en italiano (“Amore, chiamami”) y francés (“appelle-moi, mon chéri”). La versión en español tuvo la letra adaptada por Buddy y Mary McCluskey (agentes de RCA Records en Argentina y hermanos del cantante Donald, el de “Las Olas y El Viento”), editada por el sello disco Salsoul Records. Titulada “Llámame”, fue grabada para lanzarse en México y toda Sudamérica, nuestro país incluido. El éxito fue estrepitoso… igual que la traducción al castellano. Llamen a Debbie, que Giorgio está en cualquiera…

8. FAITH NO MORE “Evidencia” (“Evidence”): Este tema de 1995 fue lanzado como el tercer y último single del álbum “King For A Day… Fool For A Lifetime”, el primero de Faith No More sin el guitarrista Jim Martin (reemplazado por Trey Spruance). De notorias influencias funky-soul-jazzeras, la canción se grabó también en italiano, portugués y español, siendo la última de estas tres versiones incluida en el álbum como bonus track. En los conciertos, el cantante Mike Patton canta la versión que considera apropiada según el país en el que esté la banda en ese momento; en esta versión, suple las fallas de pronunciación con toneladas de onda. Escuchen y juzguen.

9. ELVIS PRESLEY “Guadalajara”: ¿Elvis cantando en castellano? Así es, como puede apreciarse en un video subido en 2015 a Youtube y otras redes sociales que en menos de una semana se volvió viral y superó los dos millones de reproducciones (!). En el clip se aprecia a Elvis cantando su versión de la canción mexicana “Guadalajara”, de Pepe Guízar, durante una escena del filme “Fun In Acapulco” de 1963. ¿Que cómo canta? ¡Y, es Elvis! ¿Que cómo pronuncia? Y… es Elvis.

10. MADONNA “Verás” (“You’ll See”): Esta linda canción de Madonna fue incluida en su álbum recopilatorio de baladas, “Something To Remember”, de 1995, y tiene una conexión argentina. Así es, Madonna grabó la versión en español -titulada “Verás”-en el estudio de los artistas Gloria y Emilio Estefan en Miami; la adaptación a nuestra lengua (aceptable) estuvo a cargo del compositor argentino Paz Martínez y fue incluida en las ediciones latinoamericanas del mencionado álbum. El resultado final, con una gran voz y una letra adaptada de modo bastante aceptable, es de lo más logrado de todo el lote, sorpresivamente.

11. GLORIA GAYNOR “Yo Viviré” (“I Will Survive”): Hasta la Gaynor se le atrevió al castellano con su megahitazo disco de 1978 “I Will Survive”, transformado en “Yo Viviré” (claro, “Sobreviviré” era un poco más jodido de encajar en el estribillo) y zafa porque es una buena cantante, aunque esa traducción, esa traducción… (“Mi puerta de ti será y nunca más poderte hablar (?)/ Ya que si solo regresabas era para molestar”). Vale la pena escucharla, pero sin exagerar y con la versión original al lado. Por las dudas.

12. KOOL & THE GANG “Celebremos” (“Celebration”): De “celebremos los buenos tiempos, vamos” a “celebrémoslo con Dios” (?) pareciera que los funky-disco-fiesteros Kool & The Gang bajaron un cambio y se volvieron religiosos, aunque es de imaginarse que la traducción al castellano apeló a tocar el corazón -y las billeteras- de las mayorías cristianas en Latinoamérica. Al menos la música mantiene el gancho y la voz pronuncia bien las más de las veces, aunque se nota que acá cantan turistas. Bonus: ¡mencionan a la Argentina en la letra! Y a Bolivia, España, Paraguay, Santo Domingo etc. y si los dejaban no paraban hasta las Islas Macieles… A Dios gracias, acá lo tienen para escucharlo con sus propios ojos y verlo con sus propios oídos.

13. ABBA “¡Dame! ¡Dame! ¡Dame!” (“Gimme! Gimme! Gimme!”): Reyes del pop más kitsch de los 70 y comienzos de los 80, el cuarteto sueco ABBA no perdió la oportunidad de grabar canciones en castellano (o algo parecido) para conquistar al público español e hispanoparlante en general. Tal vez las canciones más conocidas de su repertorio en nuestra lengua hayan sido la celebérrima “Chiquitita” y “Gracias Por La Música”, pero esta versión de “¡Dame! ¡Dame! ¡Dame!” es casi rockerita y bastante más soportable. Esta canción formó parte de “Gracias Por La Música” (1980), un compilado de grandes éxitos grabado íntegramente en castellano impulsado por los hnos. McCluskey (sí, los mismos del tema de Blondie), quienes tradujeron todas las letras con macarrónicos resultados, cosa que no detuvo el aluvión de ventas en el mercado latino. “Dame…” fue lanzado como single en 1980 y el video que aquí ven fue filmado para el programa “Aplauso”, de la tele española. Imperdible el solemne saludo de Agnetha al final y la despedida del comentarista… por no hablar del título de la canción ni de la traducción (de “dame un hombre esta noche” a “dame amor esta noche” hay alguna diferencia).

14. BON JOVI “Como Yo Nadie Te Ha Amado” (“This Ain’t A Love Song”): Bon Jovi tuvo un exitazo en toda Latinoamérica con esta melosa balada, originalmente parte del álbum “These Days” (1995) y compañera de “Cama De Rosas” (“Bed Of Roses”) y de “Miro A Tu Ventana” (“Staring At Your Window With A Suitcase In My Hand”) del segundo álbum solista de Jon Bon Jovi, “Destination Anywhere” (2007), justamente destinada a su público de habla hispana, que no es poco. La letra de la versión castellana tiene inevitables y notorias diferencias con la versión original en inglés, la voz lucha con un idioma que le es claramente inusual, pero… la base -empalagosa, para qué negarlo- está.

15. IGGY POP “Español”: Parte del álbum intimista que fue “Avenue B” (1999), el cual documenta de algún modo las ruinas emocionales de la vida de Iggy Pop, “Español” es un tema que sorprendió en su momento por su decisión de grabarlo en la lengua de Cervantes. Seguramente esto fue por el affaire previo del cantante con la argentina Alejandra Carrizo, una veinteañera a quien conoció en 1993 en el backstage de un show en Prix D’ami, un conocido pub del barrio de Belgrano. Tras un tórrido y tumultuoso romance, ya separados, Iggy le regaló una canción en este mismo álbum: “Miss Argentina” (“Le gustan los militares y los Rolling Stones/ su hermanito tiene una remera de los Ramones/ Es tímida y sensible y conoce los juegos rudos/ pero si sabe amar”). Volviendo a “Español”, Iggy afirma que “Soy un gringo americano/ Del pais brutal y frío/ Nada de esa mierda es mi culpa/ Y un dia yo vi la salida/ Ya yo hablo español”… a escucharlo y descubrirlo.

16. DAVID BYRNE & LEÓN GIECO “Sólo Le Pido A Dios”: Grabado en septiembre de 1990 en la Washington Irving High School de Nueva York como parte de un show a beneficio del espacio artístico-cultural El Taller Latino Americano, este cover muestra a Byrne haciendo sus deberes de español junto a León Gieco… Según cuenta Byrne en su libro “Bicycle Diaries”, “Bernardo Palombo, un cantante argentino, me enseñaba español a comienzos de los 90 en Nueva York. En estas clases me hizo conocer la música de Susana Baca, Silvio Rodriguez y otros, y yo practicaba mi rudimentario español preguntándole acerca de su música y letras. Amelia Lafferriera, una amiga de Bernardo en Buenos Aires, había trabajado con Silvio y con Leon Gieco, un cantante local de folk rock, amigo de Mercedes Sosa. Hice el cover del tema de León ‘Solo Le Pido A Dios’ en mi primera gira en Argentina (y también hice “Todo Cambia” de Mercedes Sosa) y luego, en Nueva York, León me invitó a cantar con él en un concierto a beneficio que hizo con Pete Seeger”. El testimonio, en este video.

17. MOODY BLUES “Noches De Blanco Satén” (Nights In White Satin): Justin Hayward, cantante/guitarrista de esta banda británica de rhythm & blues, escribió “Nights Of White Satin” a sus 19 años, inspirado en unas sábanas de satén que recibió de regalo y retratando una historia de amor no correspondido. Pero la canción no fue muy bien recibida por el público, especialmente por su duración original de más de 7 minutos en el LP “Days Of Future Passed”. Se lanzó luego como single en 1972 en una versión de 4’26”, eliminando partes orquestales y un recitado: llegó así al puesto 2 del ranking Billboard y recibió un disco de oro al pasar el millón de copias vendidas. Y para no perder al mercado latino, la canción se regrabó en castellano como “Noches De Seda”: lo que se dice un mal comienzo con un final feliz.

18. LINDA RONSTADT “Lago Azul” (“Blue Bayou”): Mucha gente sabe que la estadounidense Linda Ronstadt ha cantado en español las líneas finales de su hit “Blue Bayou” durante años en sus conciertos, pero pocos saben que esta intérprete de rock, folk, country, jazz, blues y lo que le pidan, en 1978 lanzó un simple de este tema grabado en castellano (igual que el lado B, “Lo Siento Mi Vida”) y rebautizado “Lago Azul”, con una letra que suena mejicanoide (“solitita cuando me voy”, a modo de botón de muestra) que fue traducida por su padre. Más allá de la traducción/adaptación tosca, la voz de Linda sigue siendo terciopelo para los oídos. Denle play -con un diccionario al lado- y disfruten.

19. SCORPIONS “Vientos De Cambio” (“Winds Of Change”): Escrita por el vocalista Klaus Meine, “Winds Of Change” apareció en el 11º album de estudio de los germanos Scorpions, titulado “Crazy World” y aparecido en 1990, año de cambios en Europa, particularmente en Alemania y Europa del este. El timing de este tema fue tal que terminó siendo nro. 1 en 21 países; para acicatear aún más las monstruosas ventas, el grupo grabó una versión en ruso y ya que estaban, otra en español. Emocionante e insoportable por partes iguales, esta power ballad debe haber batido records de presencia en radio y TV; la voz de Meine en castellano es bastante decente, aunque la letra tiene un par de derrapes. Si por algún milagro no la escucharon (!), aquí la tienen por la millonésima vez.

BONUS TRACK: THE CLASH “Spanish Bombs”: Esta canción en realidad entra en otra categoría, que podría denominarse “canciones con algo de castellano” (como “Bésame Mucho” de los Beatles, “La Isla Bonita” de Madonna, en gran medida la versión española de “Trust” de Megadeth o la misma “Should I Stay Or Should I Go”, de The Clash); justamente consideramos válido incluirla como representante de esta categoría, pero también por la conexión con España (país de origen del castellano) que la inspira. “Spanish…” es en parte una canción que habla del poeta Federico García Lorca y la guerra civil española y en parte una cancion de amor acerca de Paloma Romero (apodada “Palmolive” por Paul Simonon), la novia española que tuvo Joe Strummer. Las frases en un castellano que Strummer denominaba “Clash Spanish” son de dificultosa comprensión, en particular “Yo t’quierro y finito, yo te cuerda, oh ma côrazon” que podría traducirse (o descifrarse) como “I love you infinitely, oh I remember you my heart” (“te quiero infinitamente, oh, te recuerdo mi corazón”). Como fuere y a pesar del castellano traído de los pelos y los años pasados, sigue siendo un temazo en muchos sentidos y digno cierre de esta lista: disfrútenlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here