Cincuenta y cinco años pasaron desde que The Skatalites comezó su actividad y se consagró como la banda pionera del ska jamaiquino. Su particular combinación de ska, blues y jazz, influenció a artistas como Bob Marley, Toots and The Maytals, Alton Ellis, y muchos más, logrando así una mixtura con los sonidos del reggae y el dub,  que los coronó en la bella isla y en el mundo.

Dos años pasaron desde que se los vio por estas tierras por última vez y… habiendo anunciado que estaban preparando nuevo material, decidieron salir de gira a festejar sus cincuenta y cinco (¡55!) años de carrera. El pasado 10 de marzo fue el turno del festejo en Argentina, en un show que hizo vibrar a toda la concurrencia de Palermo Club. Si bien en cincuenta y cinco años los cambios de formación estuvieron presentes, hay un núcleo esencial, una mística particular, que mantiene vivo el viejo espíritu de The Skatalites. Y se nota sobre el escenario.

Los encargados de ambientar el clima de festejo fueron Hugo Lobo, esta vez, en las bandejas, deleitando a los asistentes con un DJ set de clásicos del ska; además, Los Chiflados, clásica banda local del género, hizo mover los pies del público al ritmo de sus canciones, preparando todo para lo que se venía después.

Cerca de las 21:30 se hicieron presentes The Skatalites con la siguiente formación: Azemobo Zem Audu  (saxo), Travis Antoine  (trompeta), Brian Atkinson (bajo) –quien fue asistido con un andador hasta subir al esenario, despertando el aplauso y la emoción de todos los presentes- Natty Frenchy  (Guitarra), Ken Stewart (teclados y conducción) y Trevor Sparrow Thompson (batería). Comenzaron su poderoso set con “Freedom Song”, “Two for one”, “Garden of Love” y “Latin goes Ska”. La respuesta del público fue inmediata, no paró de bailar y corear las melodías desde el inicio hasta el final de este festivo concierto. Además, los presentes pudieron darse el gusto de ver y escuchar a la gloriosa Doreen Shaffer, La Reina del Ska, como la apodaron sus compañeros. Con Doreen al mando, se vivieron momentos muy emotivos y se pudieron escuchar los clásicos: “My Boy Lollipop”, “Nice Time” y “Golden Love”. Tras brindar un cálido agradecimiento, la histórica cantante enalteció su despedida del escenario entonando “Simmer Down”.  El trombonista argentino Martino Gesualdi fue también de la partida, al ser invitado para formar parte del recital completo, notándoselo como un miembro más de la legendaria agrupación musical.

Para el potente cierre, quedaron los hits “Rock Fort Rock”, “James Bond Theme”, “Guns o Navarone” y un reprise de “Freedom Song”. Al ver que el público no paraba de cantar, tras haber hecho los saludos de despedida,  los músicos tuvieron el gesto de volver al escenario y seguir tocando un rato más, y se despacharon con “You’re Wondering Now” y “Bridge View”.

Pocas son las agrupaciones que pueden darse el lujo de festejar cincuenta y cinco años de carrera, menos son aquellas que pueden hacerlo brindando un show de altísima calidad. Si bien The Skatalites no cuenta con su tan influyente formación original, algunos de ellos ya han pasado a otro plano de existencia, la actualidad de la banda muestra que su legado permanece en sus continuadores, la leyenda del ska sigue viva y, los presentes, pudimos disfrutar de esa esencia intacta que se sostiene tras cincuenta y cinco años de carrera.

Reseña: Noelia Adamo

Fotos: Florencia Giuliana Fotografia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here