PACIENTE: A.N.I.M.A.L «Una Razón Para Seguir» (Sony Music Entertainment Argentina S.A., 2018)

HISTORIA CLÍNICA: Durante el 2016 A.N.I.M.A.L celebró su vuelta editando el CD/DVD «Vivo en Red House». El mismo venía acompañado de cuatro canciones nuevas que dejaron sabor a poco, demostrando que a la química dentro del estudio todavía le faltaba un golpe de horno. Finalmente, cuando 2018 vivía sus últimos días, el trío liderado por Andrés Giménez sacó a la calle su octavo trabajo de estudio.

¿Cuál es el secreto para componer un buen disco? Muchas veces las bandas experimentan para no quedar ancladas a una época o algún estilo pero siempre mirando de reojo su esencia; otras deciden revisitar su propio pasado para conseguir el resultado buscado. Tras 14 años de espera, A.N.I.M.A.L optó por la segunda opción y entregó un trabajo que recupera parte de su legado en las nueve canciones que lo integran. Puedo imaginar que el objetivo y por sobre todo el desafío de Giménez es marcar la diferencia compositiva para dejar en claro que esto no es D-mente y mucho menos De La Tierra (banda que tiene un link más directo con la propuesta de A.N.I.M.A.L). Es así que a lo largo de los casi 40 minutos que dura el disco, el trío apunta los cañones a los momentos más pesados de toda su discografía.

Grabado, mezclado y producido por Oskar Cariola (202) en los estudios Monasterio, «Una Razón…» muestra ya desde el arte de tapa un viaje directo al corazón la banda fijando el objetivo en recuperar su propia esencia. Apoyados de una producción a la altura de las circunstancias,  A.N.I.M.A.L utiliza reglas de su propio manual y eso se percibe desde el armado de los riffs como así también en las métricas vocales que salen desde la garganta de Giménez, utilizando frases cortas y por momentos algunos gritos desgarradores, limitando su faceta melódica solo a los estribillos, puentes y algunos comienzos de canciones un poco más oscuras como «Realidad» o «Criminales De La Libertad». Después de escuchar reiteradas veces el álbum podemos decir que el objetivo se cumplió y la verdad, no parece para nada forzado.

El comienzo con la canción que da nombre al álbum seguido de «Nuestro Estilo» muestran el costado veloz del trío. Las intervenciones vocales de LaPolla en temas como «Naturaleza Audaz» y «Elección» (un recursos característico del grupo) resultan efectivas y muchas veces son las responsables de enderezar un poco los momentos flojos de la placa. A medida que avanzan los minutos, la intensidad del álbum no baja la guardia; la base rítmica a cargo del tándem Castro/LaPolla se muestra sólida y se asienta en las canciones a medio tiempo pegando fuerte en el momento correcto, sin dejar de empujar continuamente cada una de las composiciones del álbum. También hay que decir que en el afán de mantenerse fieles a su legado, la banda reflota ideas ya antes utilizadas, por eso llama la atención que «Una Razón Para Seguir» sea casi un calco de «Cuida Tu Fe» (de «Usa Toda Tu Fuerza», 1999), al igual que sucede con «Fieles» y su comienzo tan similar a «Raza Castigada» (de «A.N.I.M.A.L 666», 2001).

El cierre de la placa, a cargo de la balada «Por Siempre», cargada de emotividad desde la melodía como así también por su excelente lírica.se contrapone a la furia que predomina en todo el álbum y es acá donde Giménez saca a relucir una vez más la facilidad que posee para componer este tipo de canciones.

DIAGNÓSTICO: A lo largo de los años, la carrera de A.N.I.M.A.L ha pasado por diferentes estados y cada uno de sus discos funcionaron como una suerte de espejo que reflejó los distintos momentos que atravesaba la banda. Indudablemente, «Una Razón…» los encuentra mucho más maduros y sin la necesidad de salir a pelearle el podio a nadie.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here